EL EGO (4to. programa Visión Astral Radio Online)

Tomado de la web

Ego en latín significa yo…en psicología y filosofía, ego se ha adoptado para designar la conciencia del individuo, entendida ésta como su capacidad para percibir la realidad…se dice que es una sistema de funciones psíquicas, una personalidad creada para enmascararse ante la realidad por miedo o por sistemas de creencias.

Como definición muy académica…. el estereotipo de este modelo suele ser varón. la persona con “problema de ego” se considera que es jactanciosa, egoísta, desdeñosa, vanidosa y, por lo general, desagradable, o también, la persona dedicada al odio, la malicia y la destrucción, también se ha considerado al ego como algo que está dentro de nosotros, controlando nuestra vida cotidiana, presionándonos para que mostremos una “buena imagen”.

Atención: se puede ser altruista y bondadoso para mostrarse ante los demás y eso también es ego.

Para los fines que nos proponemos, sugerimos otra definición del “ego”: “consideremos al ego como la idea que cada uno de nosotros tiene de sí mismo… es decir, que el ego no constituye más que una idea, una ilusión, pero una ilusión que ejerce gran influencia”. Nadie ha visto al ego se trata más bien de un fantasma que aceptamos que controle nuestra vida. El problema  es que mantener esta ilusión puede impedirle conocer su verdadero yo, su esencia espiritual.

Opinamos que el ego es una disposición del pensamiento errónea que intenta presentarle como a usted le gustaría ser, en lugar de cómo es en realidad. En esencia, el ego, la idea de uno mismo, la máscara, el papel que estamos desempeñando; supone una forma distorsionada de afirmar y vivir la existencia a esta máscara social (el ego) le gusta la  aprobación, quiere controlar situaciones y personas, y se apoya en el poder porque vive en el temor.

El ego en ocasiones lo podemos ver como a un enemigo…pues cuando planificamos algo inmediatamente nos viene a la mente esa vocecita que nos dice ¡no! cuando pensamos  si lo que queremos hacer nos saldrán bien nos dice no te arriesgues puedes perder dinero, etc.

Ego es nuestro otro yo, pero está por la simple razón que lo hemos permitido y alimentado.

Más que enemigo podríamos verlo como aliado,  ya que en ocasiones sus miedos nos ayudan a no atrevernos y en el fondo si tenía razón…no era buena la idea, el proyecto, la propuesta o la persona en cuestión. Pero, si le damos rienda suelta al ego no nos permitirá vivir y es aquí donde entramos como seres de luz en mente consciente a colocar límites y negociar con ego.

esta parte les puedo concluir que el ego es nuestro otro yo y que no podemos dejarlo actuar deliberadamente pues se apodera de nuestra personalidad y nos crea miedos que nos mantiene en nuestra zona de confort impidiendo nuestro crecimiento tanto personal como espiritual. A este yo hay que adiestrarlo o de alguna manera reeducarlo, de esa forma podremos recuperar nuestra identidad original, nuestra esencia.

Citando a Tolle cuando habla sobre el ego, explica que nos solemos mover principalmente en dos tiempos: pasado y futuro, siendo el presente un simple puente de enlace en estos dos. Ambos son espacios que sólo están en nuestra mente, no son reales, por lo tanto no son controlables. Aunque de lo que si podemos estar seguros es en el ahora o momento presente. Esto al ego le incomoda muchísimo, porque normalmente no está satisfecho con su situación actual, lo podemos identificar fácilmente cuando nos sorprendamos moviéndonos: en la queja, el victimismo, el juicio etc.

Así pues la forma más efectiva de trascender al ego es siendo conscientes de nuestro ahora, dejando a un lado las proyecciones pasadas y futuras. De este modo, posicionamos al ego en una situación de incómoda (pero necesaria) aceptación de nuestro momento actual, porque lo que es ahora, es lo que es y no es modificable.

Obtenido del libro “el poder de la intención” de Wayne Dyer les cito 7 puntos referidos para controlar el ego (resumen)

  1. No te sientas ofendido.

La conducta de los demás no es razón para quedarte inmovilizado. Lo que te ofende sólo contribuye a debilitarte. Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontrarás cada dos por tres.

No puedes alcanzar la fuerza de la intención sintiéndote ofendido. Por supuesto, actúa para erradicar los horrores del mundo, que emanan de la identificación masiva con el ego, pero vive en paz.

Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.

  1. Libérate de la necesidad de ganar.

Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores.

Empeñarte en ganar es un método infalible para evitar el contacto consciente con la intención. ¿Por qué? porque, en última instancia, es imposible ganar todo el tiempo.

Siempre habrá alguien más rápido, más joven, más fuerte, más listo y con más suerte que tú y siempre volverás a sentirte insignificante y despreciable.

No existen perdedores en un mundo en el que todos compartimos la misma fuente de energía. Lo más que puedes decir es que en determinado día rendiste a cierto nivel en comparación con el nivel de otras personas ese mismo día.

Ese es el miedo del ego. Si tu cuerpo no rinde para ganar ese día, sencillamente no importa, si no te identificas exclusivamente con tu ego.

  1. Libérate de la necesidad de tener razón.

El ego es fuente de conflictos y disensiones porque te empuja a hacer que los demás se equivoquen. Cuando eres hostil, te has desconectado de la fuerza de la intención.

El espíritu creativo es bondadoso, cariñoso y receptivo, y está libre de ira, resentimiento y amargura. Olvidarse de la necesidad de tener siempre razón en las discusiones y las relaciones es como decirle al ego: «no soy tu esclavo, quiero abrazar la bondad y rechazo tu necesidad de tener razón. Aún más; voy a ofrecerle a esta persona la posibilidad de que se sienta mejor diciéndole que tiene razón y darle las gracias por haberme encaminado hacia la verdad».

  1. Libérate de la necesidad de ser superior.

La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Todos emanamos de la misma fuerza vital.

Todos tenemos la misión de cumplir la esencia para la que estamos destinados y tenemos cuanto necesitamos para cumplir ese destino. Nada de esto es posible cuando te consideras superior a los demás. No por viejo es menos cierto este dicho: todos somos iguales ante los ojos de Dios.

Cuando proyectas sentimientos de superioridad, eso es lo que te devuelven, y te lleva al resentimiento y en última instancia a sentimientos de hostilidad.

  1. Libérate de la necesidad de tener más.

El mantra del ego es más. Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente.

Te verás luchando continuamente y eliminarás la posibilidad de alcanzar la meta, pero en realidad ya la has alcanzado, y es asunto tuyo decidir cómo utilizar el momento presente de tu vida.

Irónicamente, cuando dejas de necesitar más, parece como si te llegara más de lo que deseas.

Cuando te desligas de la necesidad del ego de tener más, te unificas con la fuente. Creas, atraes lo que deseas hacia ti y te desligas, sin exigir que se te presente nada más.

  1. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros.

Cuanto menos necesites atribuirte el mérito de tus logros más conectado estarás con las siete caras de la intención, más libre serás de conseguir cosas, que te surgirán con más frecuencia.

Cuando te apegas a esos logros y crees que lo estás consiguiendo tú solo es cuando abandonas la paz y la gratitud de tu fuente.

  1. Libérate de tu fama.

La fama que tienes no está localizada en ti, sino en la mente de los demás y, por consiguiente, no ejerces ningún control sobre ella.

Si te preocupas demasiado por cómo te van a percibir los demás, te habrás desconectado de la intención y permitido que te guíen las opiniones de los demás. Así funciona el ego.

Anuncios

Acerca de leidy

Trabajos: Conexión con los Ángeles, Reiki, Radiestesia, Tarot Astrológico, Limpieza del Aura, Vidas Pasadas, Numerología, Conductora del programa radial Visión Astral por www.radiogema.com.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s